Observatorio Boliviano de Responsabilidad Social

Proyecto: Bolivia Socialmente Responsable

11 Jul ’12
Observatorio RS
Comments Off

Sobre la disputa minera y otras…

Fuente: Observatorio Boliviano de Empleo y Seguridad Social

La disputa por el control del centro minero de Mallku Khota alcanzó su pico más alto de conflictividad. Cinco rehenes, áreas minadas, comunarios armados, movilización de policías y enfrentamientos con saldos fatales son los indicadores de un conflicto mayúsculo que va más allá de ser un hecho sectorial o regional. Es un conflicto que en esencia, cuestiona la presencia y los privilegios de las empresas transnacionales en la minería boliviana, el control de la explotación de los recursos naturales no renovables, el rol del Estado y de la administración gubernamental actual en esta materia, los derechos de las comunidades y pueblos indígenas con relación a los recursos naturales y la creciente participación de las cooperativas mineras que han devenido en un poderoso bloque de poder afín al gobierno de Evo Morales.

El gobierno anunció la probable suspensión del contrato con la transnacional South American Silver como solución al conflicto, empero, el problema de fondo referido al control de la propiedad y el usufructo de los recursos minerales en el país continuará pendiente.

Luego de varias negociaciones, el gobierno acordó finalmente alquilar la infraestructura y medios de trabajo del consorcio AMETEX por un monto de 45 mil dólares, superando de lejos la cantidad ofrecida de 12 mil dólares en un primer momento. La nueva Empresa Nacional Textil (ENATEX) empezará a funcionar en esta infraestructura. Quedan dos interrogantes importantes: la primera respecto a la vigencia y ejercicio de la estabilidad laboral y de los derechos adquiridos de los trabajadores no obstante los anuncios de la ministra Morales y del propietario del consorcio en sentido de honrar los salarios adeudados, la actualización de los pagos a la seguridad social y garantizar la continuidad laboral y, la sostenibilidad económica de la nueva empresa tomando en cuenta la fragilidad de los mercados actuales para prendas de vestir, a los que pretende llegar.

Con relación a AEROSUR, la ATT rechazó nuevamente la propuesta de salvataje presentada por los potenciales inversores, brindando mayores elementos sobre la millonaria deuda de esta empresa que inviabilizaría cualquier proyecto de reestructuración. Los trabajadores que suman alrededor de 1200, se perfilan como los grandes perdedores toda vez que perderían sus fuentes de trabajo y la gran posibilidad que también pierdan sus créditos en tanto acreedores privilegiados (prelación) por los insuficientes bienes de la empresa y de los socios que podrían ser liquidados para cubrir las deudas. En este sentido, una alternativa podría ser que los trabajadores presenten inmediatamente una demanda a la Judicatura de Trabajo para que esta instancia proceda de manera directa al embargo de los bienes existentes de la empresa y del patrimonio de los socios y con la venta de éstos, cubra los créditos laborales (salarios devengados y beneficios sociales), antes que se instaure el juicio por quiebra fraudulenta por parte del Estado que, como se sabe, implica un tiempo considerable y resultados inciertos en términos de su concresión real.

Y en el mundo, las noticias reportan grandes coincidencias con relación a los sucesos principales del país, en primer lugar, la lucha de las comunidades y organizaciones rurales frente al proyecto minero transnacional de Conga en el Perú y, en segundo lugar, la quiebra de la aerolínea uruguaya Pluna.

EL DATO DE LA FECHA: 45 mil dólares es el monto mensual que pagará el Estado por el alquiler de las plantas de propiedad del consorcio AMETEX, las que serán base de la flamante empresa pública ENATEX (La Razón, 04/07/12). Referencias recientes dan cuenta que el monto bordea los 47 mil dólares.

6 Mar ’12
Observatorio RS
Comments Off

Bolivia por debajo del promedio latinoamericano en equidad de género

Fuente: CEDLA

En materia de equidad de género Bolivia se encuentra algunos pasos por debajo del promedio latinoamericano.

Esto se desprende del Índice de Equidad de Género 2012, publicado por Social Watch en vísperas del Día Internacional de la Mujer, el 8 de Marzo.

CEDLA, 7 de marzo de 2012.- Social Watch, una red internacional de grupos ciudadanos, elabora cada año este índice que mide la disparidad entre sexos en educación, actividad económica y empoderamiento. El índice mide la disparidad entre mujeres y hombres, no su bienestar. Así, un país en el que las y los jóvenes tienen el mismo acceso a la universidad recibe un valor de 100 en este indicador en particular. Del mismo modo, un país en el que los niños y niñas están igualmente imposibilitados de completar su educación primaria, también ha de recibir un valor de 100. Esto no quiere decir que la calidad de la educación, en ambos casos, sea la misma. Sólo estable que, en ambos casos, las mujeres jóvenes no son menos educadas que los hombres jóvenes.

En una escala en que 100 representa la igualdad total, ningún país del mundo alcanza el nivel considerado “aceptable” de al menos 90 puntos.

Con 66 puntos de IEG, Bolivia se encuentra dos puntos por debajo del promedio de la región, que es de 68, y bastante más lejos de aquellos países de América Latina y el Caribe en mejor situación: Trinidad Tabago y Panamá, con 78 y 76 puntos respectivamente

Por otra parte, el IEG 2012 muestra que los 64 puntos de Bolivia, que lo ubican entre aquellos países con IEG BAJO, están notablemente lejos de aquellos países que encabezan la puntuación a nivel mundial, Noruega, Finlandia, Islandia, Suecia, Dinamarca, Nueva Zelandia, España y Mongolia, todos ellos con más de 80 puntos de valor global de IEG, que los ubican como de IEG MEDIO.

Los cinco niveles de acuerdo a las que el IEG mide la brecha son: CRÍTICO, MUY BAJO, BAJO, MEDIO Y ACEPTABLE. Cabe destacar que ningún país del mundo ha alcanzado los 90 puntos o más, es decir que ningún país ha alcanzado todavía el nivel ACEPTABLE.

La única dimensión en la que Bolivia alcanza un valor ACEPTABLE es educación (92 puntos), mientras que en participación económica y empoderamiento su desempeño es menos encomiable: 64 y 43 respectivamente (BAJO y MUY BAJO).

Los tres en peor situación en América Latina y el Caribe son El Salvador, con 62, Guatemala, con 49 y Haití, con 48.

De los 154 países para los que a nivel mundial presenta datos globales el IEG 2012, los cinco en peor situación global son República del Congo (29), Níger (26), Chad (25), Yemen (24) y Afganistán (15).

Los miembros de Social Watch se reparten en todas las regiones del mundo. La red lucha por la erradicación de la pobreza y sus causas, la eliminación de todas las formas de discriminación y racismo y por asegurar una distribución equitativa de la riqueza y la realización de los derechos humanos.

.

30 Aug ’10
Observatorio RS
1 Comment

SEMANA DE LA RESPONSABILIDAD SOCIAL EN BOLIVIA

El 31 de agosto se celebra el Día de la Solidaridad, promovido por las Naciones Unidas y recuerda que la solidaridad no sólo es un requisito de carácter moral, sino también una condición previa para la eficacia de las políticas de los países y los pueblos. Es una de las garantías de la paz mundial, nacional y local.

La solidaridad es uno de los valores humanos más importantes que genera un cambio de conciencia e inspira a la acción, tanto de personas individuales como organizaciones, empresas, universidades e instituciones públicas.

La Responsabilidad Social es el compromiso que asumen los miembros de una sociedad -ya sea como individuos o en su conjunto- de asumir el impacto positivo o negativo de sus decisiones. Su verdadero valor no radica en su condición de obligatoriedad o voluntariedad, sino en el enorme desafío a corto y largo plazo con la sostenibilidad.

Es por ello que, no podemos dejar a un lado nuestra profunda preocupación por los eventos ocurridos recientemente en el país como la quema indiscriminada de los bosques y las reservas forestales; la contaminación atmosférica y acústica; el incumplimiento de normas de tránsito y la deconstrucción de la ciudadanía; la falta de ética e irresponsabilidad en los negocios y en el diario accionar.

Por tales razones, en Bolivia será la primera vez que se dedicará una semana exclusiva para realizar acciones de Responsabilidad Social y el día de la Solidaridad se encontrará enmarcado dentro de las actividades semanales que se iniciarán el lunes 29 de agosto y concluirán el domingo con el día del peatón. Las actividades serán promovidas por varias organizaciones públicas y privadas del medio, conscientes de que es necesario un cambio en la mentalidad de la población, especialmente de los jóvenes.

Esta semana tendrá gran significado para la sociedad civil boliviana, ya que se asumirá la fraternidad como lenguaje universal con nuestros pares y la responsabilidad con el entorno.

Es inminente repensar una sociedad más justa, inclusiva, responsable y solidaria para las actuales y futuras generaciones que viven y vivirán rodeadas de los males que nos aquejan. Nuestro compromiso es seguir adelante como grupo de profesionales jóvenes que amamos nuestro país y queremos seguir viviendo en el que se ha ganado el calificativo de “corazón de América”. (Los Tiempos, Domingo 29 de agosto de 2010)

29 Aug ’10
Observatorio RS
Comments Off

Ser Responsables

Yolanda Borges F.
Consultora de empresas mineras

Todos, en cualquier instante de nuestra vida o a menudo escuchamos, o debemos asumir Ser Responsables: con nuestro cuerpo, nuestros estudios, nuestra alimentación, etc. un sin fin de aspectos; a medida que adquirimos mayoría de edad, una profesión, una familia, ésta va creciendo; debiendo asumirla, por que es parte de nuestro diario vivir. Pero alguna ves nos hemos preguntado que RESPONSABILIDAD tenemos con el medio o entorno (comunidad, barrio o zona) donde día a día convivimos, desarrollamos diferentes actividades (físicas, sociales, esparcimientos) ¡tomamos la misma actitud! de cambiar lo que esta mal o sobre lo que nadie a asumido su responsabilidad. Por lo general, casi NUNCA; siempre esperamos que los demás cambien en función de nuestras expectativas, pero olvidamos que ellos están en la misma actitud nuestra.

A través del siguiente texto, pretendemos generar reflexión de SER RESPONSABLES en el Grupo; tomar en cuenta, además, que ésta no solo es de una persona, una Institución o Empresa o de una Comunidad.

“La historia de cuatro personajes llamados: “Cada uno”, “Alguien”, “Cualquiera” y “Ninguno”. (Extractado del libro de Oscar Suárez)

Había que realizar un trabajo

importante y “Cada uno” estaba

seguro de que “Alguien lo haría”.

Cualquiera” pudo haberlo hecho

Pero “Ninguno” lo hizo, “Alguien

Se disgustó por eso, ya que el

Trabajo era de “Cada uno”.

Cada uno” pensó que “Cualquiera

Podría hacerlo, pero “Ninguno

Se dio cuenta de que “Cada uno” no lo haría

En conclusión, “Cada uno” culpó

a “Alguien” cuando “Ninguno

hizo lo que “Cualquiera

podría haber hecho. ¿Qué se hizo?.

Anónimo.

¿Cuántas veces hemos caído en la situación que relata el texto?, tanto como individuos que formamos parte de un grupo social (barrio o comunidad) o como miembros de una empresa o institución?

Esperamos acaso que todo lo resuelvan nuestras autoridades o representantes; sino quien lo hace?. Sera que Cada uno, Cualquiera o Alguien tome la iniciativa y todos conformemos un equipo de verdad?. Buscando siempre la mejora o el desarrollo de nuestro sector.
Así, a partir de ello lograremos que los demás actores sociales, se involucren en diversos temas que hacen a la RESPONSABILIDAD SOCIAL como tal y entender que no está aislada de cada uno de nosotros, mas al contrario nos involucra en diversos aspectos cotidianos. Debiendo por ello cumplir ciertas normas que estén básicamente desarrolladas bajo los principios de ésta como es la obligación o el compromiso que cada uno de nosotros tenemos hacia diferentes ámbitos.

Posterior a ello asumir la Responsabilidad Social desde la perspectiva Empresarial para no equivocar el concepto que actualmente tienen muchos grupos de personas, “mientras más la empresa aporta, mas me beneficio sin esfuerzo alguno”. Convirtiéndose en un circulo cada ves mas grande, difícil de controlar.

Entonces, debemos entender que la Responsabilidad Social Empresarial es una forma de gestionar la empresa teniendo en cuenta los objetivos económicos de la misma compatibilizando los mismos con los impactos sociales y medioambientales.

29 Aug ’10
Observatorio RS
1 Comment

Cuándo, Por qué nace y qué es la “RSE”

Martha Eugenia Wille
Gerente General
Coronilla S.A.

Para lograr definir y entender los aspectos fundamentales de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE), es necesario remontarse al siglo XVII y la era de la “Revolución Industrial”, comprendida durante un espacio de regímenes prioritariamente Monárquicos. El período comprendido entre la mitad del siglo XVII y principios del siglo XIX se caracteriza por lo que luego se conocería como la “Revolución Industrial”. Este periodo es importante para entender el origen de la RSE porque durante estos casi doscientos años se gesta el mayor cambio socioeconómico, tecnológico y cultural en la historia de la humanidad desde el período Neolítico. Lamentablemente este cambio se caracteriza fundamentalmente por las inmensas brechas socioeconómicas que generó, y que finalmente terminarían siendo una de las causas fundamentales para el periodo de las “revoluciones burguesas” con su máximo exponente, la “Revolución Francesa”.

La “Revolución Industrial” se abre paso en la historia a través de los conflictos socio políticos que va gestando en su época, y entra en una segunda fase (“La segunda revolución industrial”) mediante la creación del motor de combustión interna, el desarrollo del aeroplano, la producción en masa de bienes de consumo y otros grandes avances de la época. Este espacio temporal genera el mayor avance tecnológico en la historia de la humanidad, y no es sino hasta principios del siglo XX que empezamos a entender la importancia de generar un desarrollo más equilibrado, en el que las bases populares encuentren una forma de vida que no sea limitada a la supervivencia, y en el que entendamos que vivimos en un planeta cuyos recursos no son infinitos y cuyo equilibrio hombre – naturaleza no es blindado per-se.

En la comprensión de la necesidad de preservar el equilibrio hombre-naturaleza, y el entendimiento de que la industria y el empresario son responsables no solamente de ser un agente generador sino gestor de una sociedad más justa, se cimientan los principios fundamentales que hacen a la RSE. A partir de esta comprensión más amplia de la realidad del empresario como tal, se entiende a la RSE como una herramienta de gestión empresarial, como una nueva visión de hacer negocios que añade a la preocupación habitual del desempeño económico, la preocupación en el impacto sobre los integrantes de toda la cadena (stakeholders).

La RSE se convierte a partir de este momento en una actitud estratégica, en la que las empresas deben aprender a escuchar, comprender y satisfacer las expectativas de todos los “stakeholders”

Pueden encontrarse ejemplos de responsabilidad social empresarial desde mediados del siglo XX, sin embargo, no es sino hasta el año 2002 que la RSE entra en la agenda del Foro Económico Mundial (WEF), en una sesión en la cual un grupo de presidentes y directores de diferentes corporaciones integrantes del WEF, presentan una declaración conjunta, en la que recomiendan un marco para la acción en el ámbito de la RSE.

Este evento, sitúa por primera vez a la RSE en la agenda económica global, y con ello, la convierte en una prioridad para los líderes del mundo global.

9 Aug ’10
Observatorio RS
1 Comment

Promover la RSE desde el Consumo

Promover la RSE desde el Consumo

Daniela Mendoza
Responsable RSE Cadexco
Coordinadora OBRS

Si analizamos a los países y las empresas podríamos decir que, quien tiene la capacidad de influir o proyectar poder a escala mundial es considerado como una potencia. En términos económicos, el poder es medido en relación al Producto Interno Bruto (PIB) de cada país. EEUU, Japón, Alemania, Reino Unido y Francia al superar su PIB en más de un billón de dólares son considerados potencias mundiales, pero en la actualidad, de las 100 más grandes economías del mundo, sólo 49 son países y 51 son corporaciones, y es que hoy las trasnacionales controlan el 70% del comercio mundial. Esta es la dinámica de las grandes corporaciones, quienes tienden a crear un modelo económico de “empresas = nación“; donde la capacidad industrial, importancia comercial y el dominio sobre los mercados financieros permite desarrollar políticas laborales propias, valores, cultura, identidad, formas de pensar y vivir, en todo el mundo.
Naomi Klein en su libro “No logo. El poder de las marcas” revela cómo las grandes corporaciones han logrado introducirse en nuestras vidas, el poder mediático que ejercen sobre la sociedad y la influencia que generan al basar su negocio en la imagen de marca, tendencia; que se resume en vender modos de vida. Acciones tan simples del cotidiano vivir están influenciadas por el mundo de las marcas, así como, caminar con unas zapatillas “Nike” , comunicarse con un celular “Motorola”, trabajar en una notebook “Hewlett-Packard”, conducir un “BMW” , escuchar música en un “ Ipod “o simplemente compartir un momento familiar tomando una “ Coca-Cola”. Cada día, miles de mensajes incitan a comprar artículos totalmente innecesarios, que pasan a ser concebidos como básicos y fundamentales en el diario vivir de las personas.
Inmersos en un sistema consumista que se alimenta de la influencia de la publicidad, ideas tan falsas como que la felicidad, el éxito, prestigio, etc., depende de la adquisición de productos que van creando en las personas una dependencia con los bienes materiales, derrochando recursos, perdiendo el control y la esencia de lo que realmente necesitan.
De acuerdo con información de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), “las 10 mayores trasnacionales que operan en América Latina generan ventas anuales por 115 mil 805 millones de dólares que equivalen al 18% del Producto Interno Bruto (PIB) de México”. Como consecuencia de este nuevo modelo, la brecha entre ricos y pobres tiende a ensancharse cada vez más. Si bien la pobreza y la desigualdad son conceptos distintos ambos indicadores no deben ir desasociados. En Latinoamérica el “10% de los más ricos de la población se quedan con el 48% del ingreso y el 10% más pobre obtiene apenas el 1,6%, es decir 30 veces menos. “ Datos como estos sorprenden, ya que por la desigualdad en la distribución de riquezas o ingresos, Bolivia es el país más desigual del continente americano. Según investigaciones de la Comisión Episcopal de Pastoral Social Caritas de Bolivia: “en el reparto de 100 bolivianos de ingreso entre 100 ciudadanos bolivianos, los 10 más ricos reciben hasta 46 bolivianos, mientras que los 10 más pobres obtienen apenas 17 centavos, es decir 270 veces menos.”
Hoy por hoy aun no se comprende del todo la complejidad e importancia del problema, cifras como estas evidencian la necesidad de generar en el momento ahora, ya! políticas de “economía social”, que permitan cambiar la realidad actual por un escenario mucho más equitativo, justo, equilibrado y controlado; desarrollando un modelo de capitalismo incluyente que contribuya a reducir la pobreza; situación en la que se deben estar involucrados tanto gobiernos, empresas y personas.
El modelo económico de producción y consumo tiende cada vez más a la extinción de las personas que viven en un mundo donde la prioridad son los intereses personales, el dinero, el consumismo, el individualismo y la desigualdad.
La desmedida intervención del hombre como agente devastador de la naturaleza y el medio ambiente, la indiferencia sobre el cambio climático, las condiciones de extrema pobreza de millones de seres humanos y la pérdida de valores sociales y morales son algunas consecuencias de este modelo económico social insostenible.
Ante esta situación resulta fundamental e imprescindible que las personas como base de la sociedad asuman un rol protagónico, desde su posición consumidora y demande y exijan una mayor toma de conciencia sobre la importancia fundamental de una transformación humana para el desarrollo sociocultural y económico de las presentes y futuras generaciones.
Comprendiendo que en la actualidad no puede existir una Responsabilidad Social Empresarial (RSE) real y efectiva sin la consecución de la Responsabilidad Social (RS) en la práctica individual de cada uno como personas es que se debe considerar fundamental promover la responsabilidad personal individual de las personas con referencia al ámbito de consumo.
Las personas como consumidores poseen la oportunidad de utilizar al momento de efectuar una compra su criterio de decisión de acuerdo a sus convicciones, resulta fundamental asumir la responsabilidad de las compras de bienes y servicios contemplando en el proceso de decisión aspectos relacionados con la protección del medio ambiente y de los derechos humanos. Estos aspectos son los que deberían ser considerados como fundamentales, independientemente del precio y la calidad., solo analizando acciones del día a día, como decidir qué comer, que vestir, como utilizar el agua, la energía eléctrica, en que transportarnos, si reparamos las cosas, re utilizamos el papel, como desechamos la basura etc, podríamos contribuir a la aplicación de la responsabilidad social, son estas mínimas decisiones, sumadas a las de millones de personas, las que generaran un cambio y obligan a las empresas a adaptarse a una nueva forma de hacer las cosas.
Es necesario comprender que si la sociedad como mercado consumidor no exige transparencia, respeto a los derechos humanos y preservación del medio ambiente, la RSE pasará a ser solamente una moda “por competitividad = oportunidad” o simple “ filantropía” utilizada como acción de apaga incendios en las empresas.
El objetivo de la responsabilidad social es tener un espacio mejor donde vivir, por lo que alcanzar un territorio socialmente responsable es compromiso de todos y cada uno de quienes habitamos en este planeta, empresas, gobiernos y personas debemos asumir la responsabilidad individual que tenemos como partes de esta sociedad, ser los promotores de aplicación del concepto y así permitir la trascendencia del mismo, este es el camino que nos llevará a construir un mundo más equitativo y justo para todos.

9 Aug ’10
Observatorio RS
1 Comment

Responsabilidad Social Empresarial

Valeria Rocabado
Estudiante UPB

Dentro de lo que conocemos como responsabilidad se encuentran diferentes ámbitos importantes como ser económicos, familiares, políticos, tributarios, empresariales, educacionales, entre otros que forman parte de nuestra sociedad.

Considerando un ámbito con mucha importancia como la Responsabilidad Social Empresarial, la cual va mas allá de diferentes practicas puntuales, iniciativas ocasionales o motivadas por el marketing, las relaciones publicas o incluso beneficios empresariales. La RSE se considera una filosofía corporativa que fue y sigue siendo adoptada por la alta dirección de una empresa para actuar en beneficio pero de sus propios trabajadores, sus familias y el entorno social en las zonas de su influencia.

La RSE va mas allá de lo que dicta la ley, implica un proceso gradual de implementación en si es una forma de ser, no de parecer, esto significa que el objetivo no es crear una imagen aparentando responsabilidad social empresarial, el objetivo es tomar conciencia realmente y hacerlo de manera sincera, lograr que se convierta en una forma de ver y comprender el mundo, una relación GANAR-GANAR con los grupos de interés

…”La responsabilidad social empresarial (RSE) se define como los comportamientos de negocio basados en valores éticos y principios de transparencia que incluyen una estrategia de mejoramiento continuo en la relación entre la empresa y sus partes”, relación que incluye clientes, proveedores, socios, consumidores, medio ambiente, comunidades, el gobierno y la sociedad en general.

“Corresponde a una estrategia de negocios enfocada a incrementar la rentabilidad, competitividad y la sostenibilidad, sirviendo como parte de un nuevo modelo de desarrollo sostenible. El concepto de RSE puede incorporar derechos humanos, medidas de anticorrupción, el medio ambiente, condiciones laborales y actividades dentro de comunidades por medio de alianzas con organizaciones de sociedad civil.”…

Muchas empresas del mundo reconocen hoy los beneficios de incorporar prácticas y políticas socialmente responsables, sin embargo dentro de Bolivia no es muy fuerte y la mayoría que lo practica son empresas generalmente grandes. Por eso mismo es que creo necesario e incluso indispensable llegar a las empresas con una verdadera implementación de la responsabilidad social empresarial ya que lamentablemente no hubo una concientización a tiempo.

Sin embargo debemos tomar las medidas necesarias e ir incorporando y tratando de que la responsabilidad social empresarial abarque en todas las empresas de Bolivia de manera correcta, y sobre todo que no sea una imagen nada mas, lograr que realmente las empresas tomen a conciencia lo que realmente significa RSE y comiencen a verla como una forma de vida y no aparentar nada más.

Tomando en cuenta la RSE incluso para garantizar acceso a los mercados internacionales, donde gobiernos y consumidores exigen cada vez más este tipo de prácticas.

Lo cierto es que no hay RSE sin líderes que sean capaces de transmitir sus valores y su visión a todos los sectores de la empresa, a cada uno de sus colaboradores y relaciones. Se necesita empezar del compromiso de la alta gerencia empresarial, para que en el ejercicio del liderazgo y pro actividad de su gestión y así después incluir la RSE en la empresa.

En conclusión podemos resumir que la RSE es una perspectiva que no se limita a satisfacer al consumidor, sino que se preocupa por el bienestar de la comunidad con la que se relaciona e involucra.